Grecia. Islas, puestas de sol y preparativos #ACTIVO

Aunque en Agosto comenzaba el primer viaje #ACTIVO de Paso Activo y Paso Noroeste, Rafa, el coordinador, se acercó en Julio a Grecia para coordinar un viaje ‘normal’ de aventura de Paso Noroeste.

Del 16 al 27 de Julio, once intrépidos viajeros cuya horquilla de edades comprendía los 30 y los 67 años visitamos Atenas y tres islas del mar Egeo: Milos, Mykonos, Santorini.

Atenas

La capital de Grecia, donde se reúnen cuatro de los once millones de griegos que viven en el país, nos sorprendió no solo por su historia, también porque la encontramos bastante manejable para visitar. Nos movimos por el centro a pie y contabilizamos un total de 20000 pasos diarios. El grupo se vió fuerte y disfrutó de La Acrópolis -previo madrugón para evitar largas esperas y aglomeraciones ingestas de gente- el Ágora griega y romana, el Museo Arqueológico y, los que aun quisieron más, el Museo de la Acrópolis, que se creó para albergar y reclamar el patrimonio histórico griego que tienen otros países en sus museos.

Además, Atenas nos sorprendió por su comida -todos engordamos unos kilos, a pesar de las caminatas diarias- por la amabilidad de sus gentes y por la mezcla entre decadencia y estilos nuevos cosmopolitas que nos encontramos por sus calles.

Tras unos días tratándonos bien en cuanto a alimentación y medios de transporte -algún viajero descubrió Über y se hizo socio vitalicio- y una visita a Napflion, una bonita ciudad costera donde nos pasamos el día en la playa, cogimos un ferry para conocer alguna de las islas del Mar Egeo.

Milos

No hay nada como viajar sin expectativas para disfrutar al máximo de lo que te encuentras. Milos es la hermana pequeña de Santorini y Mykonos y fue también nuestra primera visita. Descubrimos un lugar con unas playas increíbles -especialmente conocida la de Sarakiniko por sus formaciones blancas- y decidimos alquilar un velero para recorrer la isla completa. Plan que hizo las delicias de los viajeros y también del coordinador que no tuvo mucho que coordinar ese día más que los saltos al agua y que las cervezas en el barco no se quedasen en los camarotes de los grumetes.

Algún viajero, aprovechó, además, para hacer buceo y otros para tomárselo con calma, descansar, pasear, leer a la sombra y, de nuevo, desayunar, comer y cenar comida muy sabrosa a precios muy competitivos.

Mykonos y Santorini

Lo normal es dejar para el final lo mejor. En nuestro caso dejamos las puestas de sol, el postureo, las fotos y las islas explotadas donde se puede hacer mucho más que lo que hace el turista medio.

Mykonos y Santorini son dos islas preciosas que dejan al viajero unas postales increíbles llenas de paredes blancas, techos azules, cielos despejados y puestas de sol para el recuerdo. También dejan muchos más turistas en tus instantáneas si te quedas en los lugares más comunes. Sin embargo, con Paso Noroeste no solo se visita lo típico -que también- si no que decidimos acercarnos a Delos, otra isla con uno de los primeros asentamientos griegos que existen y que nos sorprendió sobremanera. También visitamos otras playas, subimos a un faro y buscamos lugares menos masificados -se pagaba hasta 50 euros por poder sentarte en alguno de los bares de moda para ver la puesta de sol- donde sentarnos y disfrutar de los maravillosos y coloridos atardeceres por los que estas islas son famosas.

Volver a casa

Es imposible irse de Grecia sin haber dejado una pequeña parte de ti allí y sin llevarte mucho más de lo que dejas. Dicen que ‘formamos nuestro carácter en las decisiones que tomamos, nos define lo que escogemos, pero nos humaniza lo que dejamos atrás’, visitar este país y, de verdad, dejarse arrastrar por su historia, cultura, gentes, comida… es una manera maravillosa de encontrarse a uno mismo, de hacerse preguntas importantes y de reflexionar sobre los porqués y los paraqués de nuestra vida.

Grecia es un país que tiene tanto que ofrecer que, cualquiera que sea tu acercamiento, disfrutarás de la experiencia. Totalmente recomendable, no solo para hacerse fotos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *