Blanca, “En la variedad está el gusto”

Blanca es una chica muy alegre, inquieta, deportista y activa, siempre dispuesta a pasar un buen rato y a disfrutar de los pequeños o grandes momentos que el día a día te ofrece. Es Licenciada en Periodismo y Márketing, además de Técnico Deportivo en las especialidades de esquí y tenis, además de una gran apasionada de la montaña, viajar, la fotografía y la vida en sí.

Vive parte del año en el Valle de Aran en una auto caravana. Trabaja como profesora de esquí, una de sus grandes aficiones. ¡Las montañas aranesas son el escenario perfecto para hacer todo lo que le gusta! Bicicleta, senderismo, escalada, esquí de montaña, fotografía…. Siempre acompañada de su perrete, otra de sus pasiones.

Cualquier amante de la naturaleza y de los deportes al aire libre se sentiría privilegiado viviendo en los Pirineos.

El resto del tiempo aprovecha cada ocasión que tiene para sumergirse en un nuevo proyecto. Ya sea con la bici recorriendo mundo –el cicloturismo es una de las maneras más bonitas de viajar-, como ascendiendo alguna montaña, visitando alguna ciudad europea o perdiéndose en la maravillosa geografía española….  ¡En la variedad está el gusto! Siempre está dispuesta a aprender cosas nuevas, adentrarse en nuevos destinos o entablar nuevas amistades. ¡Cada viaje ofrece algo diferente y hay que saber aprovecharlo!

Blanca, ha vivido en Bélgica, Nueva York, New Hampshire, Suiza y le encanta conocer sitios nuevos. Es una viajera empedernida, con más de 50 países visitados. Lleva desde 2016 coordinando viajes con el Paso del Noroeste, y entre sus últimos destinos se encuentran Pakistán, China, Rusia, Mongolia, Rumania y Bulgaria.

Blanca sobre un caballo

Poder hacer de tu pasión una forma de vida es un autentico lujo y tiene intención de seguir recorriendo mundo con Paso Noroeste y aquellos viajeros que se lancen a nuevas aventuras.

Los viajes #ACTIVO son para Blanca la mejor combinación para disfrutar al máximo de un buen viaje ¿Quién quiere mas? Nuevos aromas, sabores, paisajes, etnias, civilizaciones, arquitectura, tradiciones, sensaciones, emociones…. ¡Todo esto con actividad física! No hace falta nada más… mejor imposible.